Proyecto Faq LA SALUD DEL REY EMÉRITO Y EL SILENCIO DE BÁRBARA REY

martes, 17 de enero de 2017

LA SALUD DEL REY EMÉRITO Y EL SILENCIO DE BÁRBARA REY


rey_desk-1.jpg

Lazarillo

El jueves pasado tuvo lugar en la parroquia madrileña de San Fermín de los Navarros una misa de funeral en memoria del banquero José Ángel Sánchez Asiaín, fallecido el pasado 1 de diciembre a los 87 años de edad. La muerte de un banquero suele concitar en la ceremonia religiosa a otros banqueros, financieros y políticos (¿por qué será?), y hasta la del rey emérito, como fue el caso, por la amistad a no dudar desinteresada entre el fallecido y el monarca. Tanto Juan Carlos I como su esposa doña Sofía estuvieron presentes en la citada parroquia, junto al presidente del BBVA, Francisco González, el exalcalde de Madrid Álvarez del Manzano, el exministro Miguel Sebastián, que fue titular de Industria con Zapatero, y el expresidente de PRISA, Ignacio Polanco. Fue un comentario general entre quienes hablaron con el rey emérito, según leemos en El Confidencial, el mal aspecto que ofrecía su semblante, como si obedecieera a un delicado estado de salud. Dado que al rey no se le veía hace tiempo en un acto público, su desmejoría se hizo notar entre los comentarios de los asistentes, así como sus dificultades para moverse con una cierta desenvoltura. La noticia nos llega el mismo día en que nos enteramos del silencio real de la otrora vistosa vedette Bárbara Rey, vendido en 500 millones de pesetas de dinero público para evitar que la susodicha hiciera memoria pública de su relación amorosa con el rey padre. Fue el CNI el encargado de pagar esa cantidad, equivalente hoy a tres millones de euros. Mi estimado Manuel Cerdán da a conocer esta información en OKDiario, asegurando que espías del CNI depositaron la cantidad mencionada en un banco de Luxemburgo. Los pagos respondían a una operación secreta de los servicios de información, a fin de que la vedette murciana no descubriera las relaciones que desde el inicio de la Transición mantenía con el rey emérito, y no difundiera, asimismo, unos vídeos privados de tórrido contenido sexual. ¿Se llegarán a conocer algún día esos vídeos? Más que de la restauración monárquica de 1975, la historia parace sacada de la del siglo anterior, con el abuelo de don Juan Carlos como modelo.

                                      DdA, XIV/3441      
                                
Fuente de la noticia, ver más sobre esta información aquí: 

LA SALUD DEL REY EMÉRITO Y EL SILENCIO DE BÁRBARA REY Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar

 
  • BR