Proyecto Faq En vez de Dios, Bakunin

viernes, 13 de enero de 2017

En vez de Dios, Bakunin




Las dos cartas que podréis leer a continuación se encuentran contenidas en el libro Causa General. La dominación Roja en España, segunda edición revisada, con prólogo de Eduardo Aunós, promotor de la Causa y Ministro de Justicia en 1943.

La Causa General fue un procedimiento instruido por la Fiscalía del Tribunal Supremo del gobierno franquista. Un gran sumario con el objetivo de depurar responsabilidades políticas por las actuaciones de personas e instituciones republicanas durante la Guerra, en busca de los hechos delictivos que se habían cometido durante la “dominación roja”. La Justicia Militar se extendió por todos los pueblos del Estado. Durante los primeros meses se instruyeron miles de procedimientos sumariales, miles de personas fueron encarceladas y miles ejecutadas.

La información  se  distribuía  en  once  capítulos: Alzamiento, Ejército rojo, Cárceles y sacas, Checas, Justicia roja, Prensa, Actuación de las autoridades, Delitos contra la propiedad, Banca, Persecucción Religiosa y Tesoro artístico y cultura roja. 
La investigación se dio por finalizada en 1946, y se cerró oficialmente en 1969 a través del Decreto 10/1969 de 31 de marzo.

Hoy nos vamos a detener en el Capítulo V - Persecucción religiosa. Al final del mismo podemos leer el siguiente texto:

«Como expresivo detalle de la actitud de la masa roja en materia religiosa, alentada por el complaciente criterio oficial, aparece documentalmente probado el siguiente caso: Un individuo llamado Gervasio Fernández de Dios, dirige desde Valencia, en 30 de noviembre de 1936, un irreverente escrito al «Camarada Ministro de Justicia», en el que solicita se cambie su segundo apellido—«Dios»—por el de «Bakunin» ya que, según expresa el solicitante en el referido escrito, "no quiere nada con Dios". El Ministro de Justicia del Frente Popular, y por su delegación el Subsecretario Mariano Sánchez Roca, acuerda acceder, por Orden de 9 de diciembre de 1936, a lo reclamado, «teniendo en cuenta que las actuales circunstancias aconsejan prescindir de la complicada y larga tramitación del expediente de modificación de apellido en aquellos casos en que, como en el del solicitante, la necesidad del cambio aparece justificada por notoriedad». (En el correspondiente anexo de este Capítulo se insertan las copias fotográficas del escrito de Gervasio Fernández de Dios y de la resolución del Ministerio de Justicia del Frente Popular.) »

En el anexo V, señalado como documento 49, nos encontramos la carta de Gervasio Fernández de Dios que figura como imagen al inicio de este artículo y que transcribimos a continuación :

Valencia, 30 de noviembre de 1936

Camarada Ministro de Justicia:

El que suscribe, militante de la C.N.T. Sindicato de la Piel carnet número 235, durante el último septiembre, y en fecha que no recuerda, instó de ese Ministerio el cambio de su segundo apellido por el siguiente: de Bakunin y por ese Ministerio se me contestó que siguiera los trámites legales. Pero como quiera que soy de la provincia de Orense que está en poder de los fascistas, es por lo que suplico al camarada Ministro, se digne ordenar lo procedente a mi cambio de 2º apellido, y se me comunique. Me llamo Gervasio Fernández de Dios y quiero el cambio del 2º apellido por el de Bakunin es decir: que no quiero nada con Dios.

Saludos revolucionarios,
Gervasio Fernández de Dios


En el mismo Anexo I, señalado como documento 50, se encuentra la respuesta del Director General del Ministerio de Justicia, de fecha 9 de diciembre de 1936.

Con esta fecha me dice el Sr. Ministro de Justicia lo que sigue:

"Ilmo Sr.: Visto el escrito elevado a este Ministerio por D. Gervasio Fernández de Dios, en solicitud de que se le autorice para cambiar su segundo apellido por el de BAKUNIN, y teniendo en cuenta que las que actuales circunstancias aconsejan prescindir de la complicada y larga tramitación del expediente de modificación de apellidos en aquello casos en que, como el del solicitante, la necesidad del cambio aparece justificada por notoriedad; u de acuerdo asimismo con el espíritu que dió vida al Decreto de 3 de mayo de 1935;

Este Ministerio ha tenido a bien autorizar a D. Gervasio Fernández de Dios para que en lo sucesivo pueda usar, provisionalmente y a la espera de su inscripción en el Registro Civil correspondiente cuando desaparezcan las circunstancias que actualmente lo impiden, como segundo apellido, el de "Bakunin" en lugar del de "Dios" que hasta ahora ha venido usando."

Lo que traslado a Vd. para su conocimiento y demás efectos.

Valencia, 9 de diciembre de 1936.
El Director General.


En vez de Dios, Bakunin.


En vez de Dios, Bakunin Rating: 4.5 Diposkan Oleh: La Voz de la República
Publicar un comentario
Gracias por comentar

 
  • BR